Ethereum desplegó oficialmente hace algunos días un cambio histórico para el ecosistema de las criptomonedas: “The Merge” o “la fusión”, que cambiará para siempre su funcionamiento.

Básicamente, la fusión es una actualización de software de su blockchain, a partir de la cual se espera que la red sea mucho más segura, ecológica y escalable.

Pero a menos de un mes de su nuevo sistema de prueba de participación, el activo digital recibió advertencias sobre su descentralización.

Tras dejar atrás la prueba de trabajo, hay quienes señalan que la seguridad podría verse comprometida.

Ante esto, Vitálik Buterin, el cofundador, se mantuvo convencido de que el staking era más confiable que la minería.

Ethereum, ¿en camino a la ruina

Uno de los principales economistas que cuestionan a Ethereum es Mickey Koss, quien apuntó que las preocupaciones de Buterin sobre la minería eran “infundadas y estructuradas sobre una falsa comparación entre los dos sistemas”.

Tras The Merge, Ethereum recibió advertencias sobre su descentralización.

“La prueba de trabajo es innovación; el consumo eléctrico no es una falla del sistema”, sostuvo al mantener que la minería no conllevaba únicamente un costo energético.

Los que defienden a Ethereum suelen resaltar que luego de The Merge el consumo de energía se redujo en un 99,8%.

Si bien es cierto que bajó el gasto tras la abandonar la minería, también podría aumentar la centralización, según propuso Koss.

Además el experto explicó que la prueba de trabajo hace que las redes de criptomonedas mantengan “vínculos con el mundo real” al existir un coste eléctrico de por medio, y que, en cambio, la prueba de participación “corta” estos vínculos.

Los pools de staking podrían complicar a Ethereum

Koss asegura que la prueba a de participación lleva a la red a una espiral de centralización, por la elección de invertir en pools de staking.

El acceso a esas pequeñas inversiones, que tienen un tope de u$s1, le permite a las plataformas controlar más del 60% de todo el ETH en staking.

Tras dejar atrás la prueba de trabajo, hay quienes señalan que la seguridad podría verse comprometida

Debido a su crecimiento, y a una posible suba en el precio de Ethereum, el acceso a validadores individuales será cada vez menos probable.

Esto generará que las plataformas de staking tengan todavía más poder y que haya menos descentralización en la red, lo que para Koss podría llevar a la ruina a la criptomoneda.

El economista contrasta esta situación con la red de Bitcoin, en la que el consumo eléctrico le sirve como incentivo para optimizar sus fuentes de energía.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here